Skip to content

Disculpen que no me baje los pantalones

DESDE ESQUIRE

Me pierde todo lo relacionado con las nuevas tecnologías. Lo reconozco. Una materia que te ayuda a comunicar, expresar, aprender y divertirse, sólo puede ser algo beneficioso. Terapéutico.

Me pide Esquire que haga para ellos un Blog en el que recopile lo que vaya descubriendo y me llame la atención sobre este tema que apasiona. A los seguidores de este blog os traeré los post en bandeja de plata.

Aparatos, iniciativas, tendencias, consejos, recursos y aplicaciones; todo lo iré echando a mi cesta como si fuera un druida digital, y os lo iré administrando en pequeñas dosis fáciles de tragar.

Empiezo con un frívolo sorbo de jarabe; absurdo mejor dicho. Una especie de post viscoso para que os entre mejor el recetario de las próximas ediciones de Tecnopildoras.


El pasado 8 de enero el veterano y conocido grupo Improv Everywere celebró la 11 edición anual de su No Pants Subway Ride. Más de 4.000 respetables ciudadanos se pusieron de acuerdo en ir un día sin pantalones por el metro de Nueva York. Una propuesta que no sería tan vistosa si se hubiera celebrado un 23 de julio, claro.

Improv Everywere es un movimiento nacido en 2001 gracias a Internet, con el único propósito de realizar performances en la calle, cuanto más estrafalarias y concurridas mejor. Sus «misiones«, como ellos las llaman, sólo sirven para divertirse con el absurdo, en sociedad. Chapeau!

Este podría ser el típico ejemplo de colegio para explicar cómo Internet, las redes sociales, tecnología móvil, etc. hacen posible que un disperso y anónimo grupo de chalados se pongan de acuerdo para realizar al mismo tiempo algo inédito. Esto antes no hubiera sido posible.

Y quien dice una performance, dice un movimiento de protesta, una revolución…

¿Quién no puede estar interesado en las nuevas tecnologías?