Skip to content

Radio condimento

 

Todavía no tenía edad para ir al colegio. Las mañanas eran eternas y en casa sólo estábamos tres: mi madre, yo y un señor de voz grave al que yo decía “Luis de Lomo”, que desaparecía por arte de magia al apagar el aparato de radio, justo antes de comer.

plugg_04

Ahora no escucho a «Luis de Lomo» pero sigo enganchado a la radio. En mis viajes si quiero sentirme un poco “como en casa”, enciendo la radio del iPhone que además suena a viejo transistor, algo que ayuda bastante.

Me ha gustado especialmente este gadget que hoy os traigo. Se trata de una radio de cocina en forma de frasco. Un prototipo completamente artesanal que no se comercializa y que en su construcción se ha utilizado una impresora 3D y un sistema de corte láser. Muy moderno.
La principal funcionalidad de Plugg, que es como se llama el aparato de radio, es que para encenderlo no hay más que quitar el tapón de corcho. Al hacerlo, dejas que el sonido se libere por los orificios del altavoz y, desde la cocina, es capaz de inundar los rincones de toda la casa.
Así podría ser la “Radio Condimento”, una especie de tarro de las esencias al que acudes para compensar el poco sabor que tiene el aburrimiento, o ese toque amargo que muchas veces da la soledad.