Skip to content

Semáforos laser e interacción natural

El uso del ratón en el ordenador fué un gran avance en la usabilidad de los todavía poco evolucionados ordenadores. Te facilitaba ir a aquella zona de la pantalla sobre la que se quería interactuar sin necesidad de escribir códigos, etc.

Las tabletas y pantallas táctiles ahora permiten que sean los propios dedos los que accedan a los diferentes ítems, botones y menús de un interfaz. A eso se llama interacción natural; una forma de relacionarse con las máquinas para la que el usuario casi no requiere aprendizaje. En poco tiempo, uno puede convertirse de usuario principiante a experto dejándose guiar tan sólo por la intuición.

La interacción natural aplicada a las nuevas tecnologías es uno de los grandes avances por las que nuestros mayores, por ejemplo, se han adaptado tan cómodamente al uso de tabletas como el iPad.
Los avances tecnológicos harán posible el uso de la interacción natural en otros entornos que no sean una tableta o un ordenador. El que os traigo en la Tecnopíldora de hoy es un proyecto que representa perfectamente el uso de la interacción natural en un contexto cotidiano.

No existe mejor forma para hacer entender a un peatón que no le está permitido cruzar la calzada que ponerle directamente una barrera.

En este sencillo concepto se basa el proyecto tecnológico del diseñador HOJOON Lim.
En un futuro no muy lejano, los tradicionales personajes y luces del semáforo seguramente serán sustituidos por barreras láser comprensibles hasta para un troglodita.
semaforo2